Madrid 22/06/2024
Madrid 22/06/2024

Ana Carmona, ´Veleta´, la malagueña que se hizo pasar por hombre para jugar al fútbol

Se recogió el pelo, se vendó el pecho y jugó con éxito en un equipo masculino. Fue la primera mujer en jugar en un club de fútbol en España.

15/09/2023 2 min
Ana Carmona, Veleta
Ana Carmona, Veleta — Archivo Jesús Hurtado

Ana Carmona, también conocida como Nita, nació en el barrio de Capuchinos, Málaga, en 1908. Creció observando a los marineros ingleses jugar con la pelota en el puerto, una actividad que le fascinó desde el primer momento.

En aquellos tiempos, el fútbol era considerado un deporte masculino debido a su dureza y brutalidad, y no estaba bien visto que una mujer se involucrara en él. Pero esto no impidió que Ana persiguiera su pasión con determinación. Con la ayuda crucial de su abuela Ana y del sacerdote Francisco Míguez Hernández, fundador del Sporting Club de Málaga, logró abrirse paso en este deporte. La abuela de Ana trabajaba como lavandera para el equipo y convenció al sacerdote para permitirle a su nieta jugar en el Estadio Santa Misión, cuando el campo estuviera vacío. También jugaba con el equipo en sus partidos fuera de casa para evitar ser reconocida. Con una apariencia tosca y usando la vestimenta típica de la época, Ana logró pasar desapercibida entre los jugadores masculinos. Se vendaba el pecho y utilizaba las boinas de los jugadores para ocultar su cabello, y su habilidad en el campo era innegable. Se convirtió en la primera mujer en jugar en un club de fútbol en España.

Club deportivo Malagueta - 30 junio 1929

A pesar de la emoción de poder seguir su pasión, la alegría de Ana no duró mucho tiempo. Los rumores sobre una chica jugando al fútbol comenzaron a propagarse y la persecución contra ella fue implacable. Fue acusada de alterar el orden público y su familia quedó marcada por el escándalo. Ante esta situación, Ana Carmona se vio obligada a dejar Málaga y se trasladó a Vélez-Málaga.

Una vez en La Axarquía, Ana, bajo el apodo de 'Veleta', no abandonó su pasión por el fútbol. Con la ayuda de algunos de sus excompañeros del Sporting Club de Málaga, como Quero o 'Bilba' Torrontegui, logró integrarse en el Vélez CF, donde continuó jugando, siempre ocultando su identidad de mujer.

Los compañeros de vestuario le dieron el sobrenombre de 'Veleta' debido a sus constantes cambios de aire, haciendo referencia a su habilidad para mantener su identidad oculta. A pesar de los riesgos y desafíos, logró mantener en secreto su verdadera identidad gracias a la lealtad de sus compañeros de equipo y algunos directivos del club que conocían su historia.

El legado de Ana Carmona, Veleta, va más allá de su pasión por el fútbol. Con la llegada de la II República a España, las mujeres comenzaron a ser incluidas en diversas disciplinas deportivas, y Ana se convirtió en una pionera en la lucha por la libertad femenina en la práctica deportiva. Tristemente, su vida fue demasiado breve, ya que falleció a causa de unas fiebres en 1940, dejando un legado inspirador para las generaciones futuras. Fue enterrada con la camiseta del Sporting Club de Málaga.

 

Esta información y muchos más detalles los cuenta el periodista Jesús Hurtado en su libro "75 años de fútbol en Vélez"

 

 

Seguir leyendo